Cuentos breves para leer en el bus

Son casi las siete de la noche.
Camino con la prisa del frío, impulsada por la visión idílica de mi cama. Solo quiero llegar a casa. Solo quiero hundirme en las mantas y dedicarme al catálogo de Just Eat.
Vivo relativamente cerca. Me gusta caminar. Pero hoy no soy capaz de hacerlo. El Invierno ha penetrado hasta el fondo de mis huesos.

Veo mi autobús acercándose a la parada. Que se joda.

Corro para alcanzarlo y encuentro el simpático conductor tatuado, que siempre regala una amable sonrisa a sus pasajeros.
Me siento en los asientos del fondo, no porque sea una badass (que no lo soy), pero porque necesito algo de tranquilidad para hojear el libro que me acabo de comprar.

Mientras leo un par de páginas al azar, observo que la gente a mi alrededor también está absorta en sus libros: el chico de las gafas amarillas lee Scott Fitzgerald. La señora de pie lleva una pequeña edición de bolsillo de “Antes de Ti”.
A lo mejor, el joven en el asiento a mi lado también está leyendo algo en su Samsung.
(No, está whatsappeando con Claudia.)

Pienso en lo bonito (y triste) que es ver la gente leyendo en el bus.
Bonito por motivos obvios. Triste porque deduzco que muchos de ellos – igual que yo – apenas pueden dedicarse a la literatura en el corto trayecto de casa al trabajo… (Venga, Barcelona no es tan grande. Yo, con la suerte de pillar un atasco, me leo 10 páginas).

Además, leer en el transporte también supone riesgos: te mareas, te metes en el metro equivocado, te ves obligado a contener las lágrimas o la risa, te olvidas del móvil en el bolsillo y acabas siendo robado… Y para los que somos subrayadores, la lectura puede incluso volverse muy frustrante.
Quiero subrayar esta frase.  Mejor no.  Venga.  Despacito…
El bus para de repente para no embestir al tío de Deliveroo. Tu linea atraviesa toda la página horizontalmente. Arrrr. (Los subrayadores obsesivos sabrán a qué me refiero.)

Pero, la gran pregunta que surge de la observación de mis compañeros de lectura (y bus) es: “¿Cuánto tiempo tenemos para disfrutar de una buena historia?

cuentos-breves3

Bueno, si tu, igual que yo, no posees tiempo suficiente para leer el último de Ruiz Zafón en menos de tres años… te quiero sugerir algo que descubrí indagando en internet: Cuentos Breves para Leer (y Seguir Leyendo) en el Bús.

Estos pequeños libros, lanzados por la editorial Belacqua, harán que regreses a casa en compañía de grandes autores como Akutagawa, Chéjov, Chopin, Kafka o Poe.
Sus cuentos, breves y bellos, son ideales para el bus, tren, bici (ok, bad idea) o simplemente para entretenerte mientras esperas a tus amigos a la salida del metro.

Como se puede leer en la descripción del libro, “si la vida cotidiana nos obliga a ser “lectores en tránsito”, esta antología nos permite recuperar la imaginación, la inteligencia y la emoción que definen la mejor literatura.”

Teniendo en cuenta la progresiva asunción de los transportes públicos como espacios de lectura improvisados, esta colección viene como anillo al dedo a los que intentamos huir del caos urbano.
Parafraseando a Virginia Woolf, “la literatura debe estar abierta para todos… Cierren sus bibliotecas si quieren; pero no hay puertas, ni cerraduras, ni cerrojo que cierren la libertad de mi espíritu”.
Y, aunque (todavía) no existan asientos prioritarios asignados para los lectores, seguiremos teniendo la audacia de retar a la inercia de las mañanas, seguiremos soñando y viajando con Scott Fitzgerald, Moyes, Poe y Jorge Amado, y sobre todo… seguiremos siendo amantes de las palabras, incluso en un rincón meado del metro.

Bueno, hecha queda la sugerencia.
Y ahora, si me permitís, voy empezar mi scroll infinito por los restaurantes indianos de Just Eat.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s