¿Cómo se aprende a improvisar?

Esta pregunta, que surge muy al principio del libro Free Play, de Stephen Nachmanovitch, tiene una respuesta muy sencilla (y simultáneamente dura): ¿Que nos lo impide?

Digo dura porque, en general, no nos gusta aceptar nuestra propia culpa y responsabilidad:
disparamos excusas infinitas cada vez que alguién nos advierte “no lo haces porque en realidad no lo quieres” aunque en el fondo, muy en el fondo, sepamos que es cierto.
Continue reading