Corín Tellado Revisited: un ejercicio de (re)invención frenético

Es probable que si tenéis menos de 30 años y os preguntamos por Corín Tellado, el nombre ni siquiera os suene. Pero os sorprenderá saber que, en efecto, se trata de una de las escritoras más prolíficas que ha parido nuestro país, con más de 5.000 novelas románticas según el Sr. Wikipedia. La mayoría, relatos cortos que había llegado a publicar ¡semanalmente!

Una obra tan extensa, debía ser necesariamente inspiradora, debieron pensar los hermanos Vendrell al toparse con semejante bestia. Y efectivamente lo ha sido, puesto que sus títulos -¡ojo! solo los títulos- han servido como punto de partida para crear su último trabajo: Corín Tellado Revisited, 110 cuentos ilustrados.

Os avisamos ya de que no son cuentos románticos, o bueno, tal vez alguno se acerque a esa idea de romance demente y enfermo, dramático y doloroso, o simplemente, desternillante.

Los Vendrell Brothers son unos personajes extremadamente ocupados, pero hemos conseguido hablar con ellos 5 minutos y de seguida nos han dejado claro que, han venido aquí a hablar de su libro.

Exactamente, ¿cómo surge la idea del libro? ¿Conocíais ya la prolífica obra de Corín Tellado?

Albert: El concepto original es de un amigo muy aficionado a Wikipedia, Andrés Calvo… en una de sus incursiones descubre el listado de libros de Corín Tellado, con más de 700 títulos, y a partir de ahí surge la idea de crear algún tipo de juego estúpido, para intentar adivinar de qué trata cada uno. Pero finalmente decidimos reinterpretar cada uno de los títulos, y según lo que estos nos sugirieran crear un cuento o relato breve a partir de él, y hacerlo a un ritmo bastante salvaje. Esto es una idea aún más estúpida, pero el caso es que son estas tonterías las que nos motivan.

De Corín conocíamos sólo la idea que se tiene de ella en el imaginario colectivo… Creo que sólo nos hemos leído un libro suyo, así por encima… y fue para hacer un regalo/broma, subrayando frases para formar otro relato dentro del libro… Por lo visto tenemos algún tipo de obsesión con la pobre Corín…

¿Os consideráis unos románticos? Estamos en familia, podéis confesar…

Jordi: Por supuesto.

Albert: Yo personalmente soy un romántico, pero a la hora de escribir creo que derivo más hacía la psicopatía. Una de las gracias a la hora de escribir estos cuentos era precisamente huir del encasillamiento romanticón al que se asocian las obras originales… pocos happy ends van a poder encontrarse en los cuentos.

albert-vendrell-jordi-vendrell-Fotos-Xavi-Mula-La-Veu-de-lAnoia-VeuAnoia.cat_

Albert y Jordi Vendrell, “Vendrell Brothers” – Fotografía publicada en La Veu de l’Anoia

¿Qué os es más difícil, escribir un relato corto o una historia larga?¿Por qué?

Jordi: No es difícil o fácil, simplemente no es una cosa que controles. A veces tienes muy clara una idea y la escribes y no ocupa más de un párrafo, y otras crees que da para un cuento corto, casi un chiste, y cuando te das cuenta llevas un par de páginas y no has llegado al meollo. A mí me cuesta más no alargarme un tanto, pero nunca demasiado. Lo que ha de contarse en un cuento de estas características puede contarse en seis páginas como mucho, florituras incluidas.

Albert: No he escrito ningún relato largo… personalmente lo que me gusta de escribir un cuento es poder plasmar una idea en pocas palabras. Además, dado que teníamos que escribir tres cuentos a la semana no podíamos andarnos mucho por las ramas.

¿Cómo os habéis puesto de acuerdo para ver quién escribía qué? ¿Hubo algún título que al leerlo dijerais: “este me lo pido yo”?

Albert: Bien fácil… Sólo empezar dividimos la lista entre pares e impares. Es cierto que en ocasiones veías un título que te hubiera gustado escribir, ya que se amoldaba muy bien a alguna idea que te rondaba la cabeza desde hace tiempo… Pero con la cantidad de cuentos que había por hacer tampoco teníamos mucho tiempo para lamentos.

Jordi: Pero sí, ha habido “envidias” por ciertos títulos que son la caña. La mayoría son muy repetitivos y hay alguno que sólo leerlo te viene en bloque un ideón, o varios. Suerte que están muy repartidos, porque hemos sido muy estrictos con el reparto.

El libro no solo nos presenta estos relatos cortos, sino que cada uno va acompañado de una ilustración. ¿Qué fue antes, la ilustración o el cuento?

Albert: Siempre el relato. La ilustración es sólo un acompañamiento, y para ello primero tenía que existir el relato que se quería ilustrar.

Jordi: La idea era hacer tres cuentos por semana. A mi hermano le pareció poca faena, así que pensó que sería buena idea hacer también ilustraciones. A mí me costó bastante, porque no domino el tema. Tardaba muchísimo y me quedaban cutres, así que algunas, sobre todo a

l principio, terminaba haciéndolas Albert. Luego ya se las pasaba y simplemente las “corregía” un poco. A parte del dominio de la técnica, mi hermano sabe darle bastantes más vueltas de tuerca.

Desde Cuentos en un Cuenco nos encanta vuestra iniciativa, y reivindicamos los cuentos y relatos cortos para sacar lo mejor y lo peor de todos. ¿Os ha servido este libro como trabajo de introspección?

corin-tellado-revisited-300

Jordi: Más bien de extroversión.

Albert: De introspección no sé… pero sin duda me ha servido para conocer las propias limitaciones. Personalmente me parece mucho más complicado escribir un cuento que tener una idea para dicho cuento. Pero como la intención primera del proyecto era la de divertirse tampoco he tenido un nivel de autoexigencia demasiado alto… Esta parte la ha sufrido sobretodo Jordi, que era el encargado de corregir algunos cuentos que le pasaba escritos a las tres dela mañana, del tirón y sin una relectura…A la mañana siguiente me lo mandaba corregido y cagándose en mi por todas las faltas de ortografía que llegaban a haber.

 

Jordi: Doy fe, acabo de corregir las respuestas de su entrevista.

¿Quién y qué os inspira?

Albert: Debo reconocer que hace años que no leo… el devorador de libros es mi hermano… Yo soy más de novelas gráficas, películas y series… pero si hablamos del campo literario creo que me inspira mucho la obra de Chuck Palahniuk, donde las ideas locas tienen mucha más fuerza que el estilo a la hora de pasarlas luego al papel.

Jordi: Creo que en muchos de mis cuentos hay algo de lo que estoy leyendo en el momento de escribirlos, a veces incluido ya en la intención del relato, premeditadamente, como un pulso o un desafío. Y en todos, desde luego, está más o menos oculto ese poso heterogéneo. Que recuerde ahora, ahí están Borges, Hemingway, Gógol, Onetti…

¿Veremos la segunda parte: “otros 110 cuentos ilustrados de Corín Tellado”?

Jordi: Eso esperamos. Y llegar a los siete volúmenes, que es lo que ocuparía el proyecto completo. Pero queremos y necesitamos colaboradores, es una asignatura pendiente porque la idea era hacer un libro mucho más coral.

Albert: Esa es la idea… aunque yo necesito un descanso. Creo que la parte positiva es escribir por diversión más que por obligación. Puedes escribir un puñado de cuentos del tirón, pero como los vamos publicando online (antes tres cuentos por semana, ahora uno)… en ocasiones te pillaba el toro y te veías obligado a estrujarte el cerebro para sacar algo. Quizás es por eso que en mi caso hay algunos cuentos bastante más flojos que otros…

Jordi: Con tal cantidad de cuentos es imposible mantener un mismo nivel de calidad, pero creo que todos llegan al aprobado, ¿no? Y sí, hay ganas de seguir adelante, pero yo es que tengo mucho tiempo libre.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s